Cuando por fin nos hartamos de los métodos para depilar tradicionales es cuando nos planteamos acabar con el pelo de forma definitiva. Leemos, nos informamos y entonces surge esta duda que es generalizada. Depilación láser y depilación por luz pulsada, ¿es lo mismo?

Pues vamos a sacarte de dudas para siempre. Para que lo tengas muy claro antes de decantarte por una o por otra. Si te has cansado de las engorrosas maneras de siempre, como son la cuchilla y la pegajosa cera, y quieres ser libre por fin, tener una piel sedosa sin vello, y no perder tanto tiempo repitiendo la depilación… ¡Sigue leyendo!

 

Depilación láser y Depilación por luz pulsada: ¿es lo mismo?

 

Aunque no son lo mismo, en lo que sí coinciden es en que ambos son los que más efectividad demuestran en la actualidad. Otra semejanza es que son tanto para hombres como para mujeres. Pero veamos qué son cada uno para que sepamos diferenciarlos.

 

Depilación Láser

 

Explicándolo de una manera que resulte comprensible, se trata de máquinas que emiten ondas de luz cuyo objetivo es destruir el folículo piloso mediante el calor que provoca, de tal manera que el vello se va debilitando progresivamente. Los más comunes son los de diodo. Hasta hace relativamente poco, solo se producía una única longitud de onda, pero en la actualidad, con el Láser Soprano Ice Platinum, se ha logrado integrar tres longitudes de onda y diversas maneras de aplicarlo. ¿Esto qué significa? Que antes, al ser únicamente una onda, solo se alcanzaba un determinado tipo de vello. Ahora, al ser tres, se destruye prácticamente cualquier tipo.

 

Depilación por luz pulsada (IPL)

 

Es la que conocemos también como IPL. En este caso las máquinas lo que hacen es producir un espectro amplio de diferentes longitudes de onda, al igual que hace una bombilla. Por eso no están concentradas como en el láser. Y por este motivo, no todas lograrán la reducción del vello ni alcanzarán la profundidad necesaria. Aunque sí debilitarán poco a poco el crecimiento de este, ya que atacan al folículo piloso. Por esto es muy importante que acudas a un centro especializado en la eliminación definitiva del vello. El afinamiento de este es un problema muy habitual resultado de plataformas que no presentan la calidad adecuada y no conseguirán los resultados que esperas.

Por tanto, ya podemos ver que no se trata de lo mismo, aunque acaben definitivamente con el pelo, pero, ¿cuáles son las diferencias en el resultado entre una y otra?

 

Diferencias entre depilación láser y depilación por luz pulsada

 

El láser penetra más que la luz pulsada y resulta más eficaz, ya que acaba con el pelo más grueso y más profundo bastante antes.

También el láser resulta más preciso y más rápido que la luz pulsada, puesto que sus haces de luz se concentran y acaban directamente con el folículo, en lugar de ir poco a poco. Lo que significa que se necesitan menos sesiones y se aprecian antes los resultados.

La depilación por luz pulsada permite un ajuste de parámetros muy amplio, pudiendo trabajar en muchos tipos de vello. Ya que, exceptuando el Láser Soprano Ice Platinum, que se puede aplicar en cualquier color de piel y de vello, el resto no son tan efectivos cuando la piel es oscura o el vello muy claro.

Ahora que ya sabemos que depilación láser y depilación por luz pulsada no son lo mismo, toca decidir. Lo mejor es acudir a un centro especializado. Nosotros contamos con profesionales expertos que realizarán un estudio personalizado en función del tipo de piel y de la zona que vaya a ser depilada, y asesorarán sobre cuál es el mejor método.

Esperamos verte pronto.

Depilitiva, tu solución definitiva.

 

Depilación láser y depilación por luz pulsada: ¿es lo mismo?
5 (100%) 1 vote

Pin It on Pinterest